HAZ DE TU DÍA UN RITUAL



 HAZ DE TU DÍA UN RITUAL

Los rituales son actos simbólicos que marcan una transición o un estado de transformación, el uso de los rituales era muy común en las culturas antiguas, pues por medio de ellos es que lograban establecer un diálogo entre las fuerzas de la naturaleza y los misterios de lo divino, realizando así una comunión que diera contención a dicha transformación.

Hoy en día también podemos usar esos rituales para mantener nuestro enfoque y nuestra energía en aquello que deseamos atraer o en cómo nos queremos sentir en el día a día. Realizar un ritual es poder encontrar lo sagrado en todo y en todos y conectar con esa parte divina y mágica que hay dentro de uno mismo.
Desde que te despiertas puedes hacerte consciente de esa magia, pues el sólo hecho de abrir los ojos a un nuevo día ya es un milagro.



Comienza tu día agradeciendo, tú misma puedes crear tu propio ritual de agradecimiento, con las palabras que salgan de tu corazón, mientras te bañas puedes hacer tu ritual de purificación para que el agua limpie en tu cuerpo-templo todo aquello que no le hace bien, pide fluidez al agua que correo por tu cuerpo y mientras te enjabonas ve agradeciendo y acariciando cada parte de ti.


El ritual de belleza y aceptación puedes hacerlo mientras te arreglas y te miras al espejo, ¿qué palabras de amor puedes decirle a ese reflejo que está frente a ti? Que el maquillaje sea una forma de rendirte tributo, una forma de realzar tu belleza y no de ocultar. Cepilla tu cabello con amor y regálate una sonrisa para comenzar el día con esa luz en tu rostro.

La hora de comer también es un ritual de abundancia y agradecimiento. ¡Mira todas las bendiciones que hay en tu mesa! ¡Llénate de los aromas y los colores; disfruta de los sabores, nútrete en cuerpo y espíritu y agradece a la madre tierra por esta abundancia!

La hora de dormir también es un ritual que puedes establecer, limpia tu cara otra vez frente al espejo y agradecerte por el día de hoy, sin crítica, sólo viendo pasar los acontecimientos del día, dejando que fluyan, pidiendo por que tus energías sean renovadas con descanso reparador y que tus sueños traigan paz a tu ser.

Así el día parece más bello, ¿no crees? Sin desconectarse de la fuente, viviendo en equilibrio y conscientes de cada momento.

Es fácil dejarse llevar por el caos y el ritmo que nos marca la vida; pero intenta estos pequeños actos cotidianos que sin duda apoyarán la transformación de tu ser.



Hoy que es luna nueva te propongo este sencillo ritual.

LIMPIA CAJONES Y ALACENAS.

La luna nueva es un momento de pausa y de limpieza interna, el hecho de llevar esta limpieza del interior a un acto tangible ayuda a que se fije en la mente esta intención de liberar y de soltar con consciencia.

Toma un momento del día para ti, siéntate cómodamente en un lugar donde nadie te interrumpa, toma algunas inhalaciones y exhalaciones y cuando sientas quietud en tu ser, reflexiona sobre aquellas cargas energéticas o emocionales que quieres soltar. Si crítica, sin hacer historia, sólo observa qué es momento de cerrar un ciclo y simbólicamente dar la bienvenida a algo nuevo en ti.


Una vez que tengas clara esta idea, ve a ese espacio de tu casa que hayas elegido limpiar y escoge las cosas que vas a sacar, alineando tu sentir a lo que trabajaste en la reflexión.

Ya que hayas separado los artículos se muy consciente de cómo te sientes al desprenderte de ellos, es posible que exista algo de resistencia con algunos de ellos y que otros los liberes con más facilidad; simplemente observa el hecho. Observa también cómo te sientes al liberar ese espacio y si esto trae tranquilidad a tu mente y a tu ser.

Ahora te recomiendo que te recuestes en un lugar cómodo y tranquilo y que des play al link que te propongo, es el sonido del mar.


Centra tu atención en ese sonido y visualiza que todas esas cosas se las lleva el mar, tanto las materiales como las cargas energéticas; siente como todo fluye y el mar se encarga de reintegrar todo al vasto fluir del universo. Siente como el mar te limpia, te sana en cada ola y en cada vaivén. Tómate el tiempo que sea necesario y cuando estés lista ve regresando renovada y con toda la actitud de regalar, donar, o simplemente tirar todo aquello que encontraste en las profundidades de tu ser.



¡Buena luna!

Lili Moon
Fundadora de Mujeres de la Tierra.

Comentarios

Entradas populares